Todo sobre la Chía

ChíaLa CHÍA es una planta herbácea nativa del centro y sur de México, Guatemala y Nicaragua. Junto con el Lino, es una de las especies vegetales de mayor concentración de ácido graso y omega 3 conocidas. Además de su altísimo contenido en Omega-3, la Chía tiene también otros componentes muy interesantes para la nutrición humana: Antioxidantes, fibra, proteínas, vitaminas B1, B2, B3, y minerales tales como fósforo, calcio, potasio, magnesio, hierro, zinc y cobre.

La semilla de Chía es considerada “suplemento dietético” por la FDA (Food and Drug Administration, USA). Además, completa las exigentes regulaciones de contenido de nutrientes alimenticios establecidas por esta organización para ser un “alimento saludable”.

Chía es una palabra de origen maya, perteneciente a la familia de la menta, que significa fuerza. Durante miles de años la Chía ha sido un alimento básico en las civilizaciones maya y azteca y con razón, ya que las semillas de Chía están repletas de vitaminas, minerales y ácidos grasos que ayudan a nuestro cuerpo a combatir las grasas y nos proporcionan muchos beneficios.

Son ideales para deportistas, y una buena elección para tomar a cualquier hora del día. Tienen un agradable y reconocido sabor a nuez que nos permite incorporarlas a cualquier comida sin cambiar su sabor. En las sopas, en las ensaladas, en los yogures, en los cereales… Incluso puedes hacer tus propias recetas de siempre, como muffins, pasteles o incluso el empanado de tus filetes pueden contener estas deliciosas semillas.

La nutricionista británica Madeleine Shaw explica que las semillas de Chía no contienen gluten, son saludables y contienen Omega 3, antioxidantes y fibra. Aquí tienes algunos de sus nutrientes:

  • 5 veces más la cantidad de calcio que la leche.
  • 3 veces más la cantidad de antioxidantes que los arándanos.
  • 3 veces más la cantidad de hierro que las espinacas.
  • 2 veces más la cantidad de fibra que la avena.
  • 2 veces más la cantidad de proteínas que cualquier verdura.
  • 2 veces más la cantidad de potasio que el plátano.

Los antioxidantes que contiene la chía te ayudan a evitar la producción de radicales libres, los cuales pueden dañar las moléculas de las células y contribuir al envejecimiento y provocar enfermedades como el cáncer.

Hay muchos artículos  en internet que afirman que la Chía tiene muchísimos más antioxidantes que las Berries azules, pero no se han encontrado estudios que afirmen esto.

Muchos expertos de la salud argumentan que las semillas de Chía pueden ayudarte a perder peso. Que la fibra que contiene absorbe grandes cantidades de agua y se expande en el estómago, lo cual  te hace sentir satisfecho.

La proteína que contiene la semilla Chía puede reducir el apetito y el consumo de alimentos. Desafortunadamente,  los efectos de los estudios de perdida de peso de la semilla de Chía, no muestran que ayuden a perder peso. Sin embargo, un estudio muestra que las semillas de Chía si pueden reducir el apetito.

Otra de las cosas que deberías saber sobre la Chía es que puede mejorar los indicadores sanguíneos y puede disminuir el riesgo de problemas del corazón y diabetes.

Además contienen nutrientes que son benéficos para la salud de nuestros huesos.

Esto incluye el calcio, fosforo, magnesio y proteínas. El calcio que contiene las semillas de Chía es el… 18%  de nuestro requerimiento diario.

Es muy interesante que sepas que, estas semillas pueden mejorar el rendimiento en el ejercicio al igual que las bebidas isotónicas para deportistas. La leyenda cuenta que los aztecas y los mayas utilizaban las semillas de Chía para aumentar la energía durante el día.

Un de las características principales de las semillas es que son muy blandas y puedes combinarlas con casi cualquier cosa.

No necesitan estar sin moler como las semillas de lino, lo que los  hace fácil de preparar. Se pueden comer crudas, en jugo, o agregar a nuestros guisos. Puedes combinarlas con tu cereal, yogurt, vegetales o arroz.

Debido a su habilidad de absorber agua y grasa, pueden usarse para darle un aspecto espeso a las salsas y se puede utilizar como sustito de huevo en recetas.

Agregar Chía a las recetas puede aumentar el valor nutricional de nuestros platos.

Aparentemente son altamente tolerables por el cuerpo humano, pero si no consumes mucha fibra,  posiblemente tengas un problema digestivo.

La dosis recomendada es de 20 gramos (cerca de 1 cucharada y media) de semillas de Chía, dos veces por día.

Después de consumir la semilla de Chía, los nutrientes se desplazan a las células muy rápidamente debido a la facilidad en la digestión y asimilación. Úsalos cuando quieras construir o regenerar los tejidos sanos del cuerpo.

Su textura crujiente, sabor suave y altos niveles de proteína hace una merienda nutritiva y satisfactoria.

¿A que esperar a probar la chía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 3 =