¡No pierdas más pelo! estrategias antiestrés y productos anticaída

antiestrésLa caída del cabello o debilidad del mismo, puede ser debido a múltiples causas, desde el estrés, los cambios hormonales como la menopausia o el embarazo, carencias nutricionales, tóxicos externos en los que podemos incluir fármacos o contaminantes, o simplemente factores hereditarios o de sexo.

Son muchos los productos capilares que utilizan como reclamo el efecto anticaída, champús, lociones, vitaminas, ampollas…el mercado es muy amplio. La pérdida del cabello es una cuestión estética que preocupa mucho a los hombres y especialmente a las mujeres. Pero, ¿Quién no se mosquea cuando ve que se quedan más pelos de la cuenta en el cepillo, en la almohada o en la ducha?

En el caso de las lociones y las vitaminas, pueden ayudar a controlar la caída si se debe a situaciones puntuales de estrés o por falta de algún nutriente como el hierro, siempre y cuando el pelo esté sano.

Que se caiga el pelo es normal, lo preocupante es que no se regenere. El problema se plantea cuando hay una desproporción entre el cabello que cae y el que nace, o cuando el cabello nuevo no tiene la misma calidad que el que ha caído.

En muchos casos, solemos correr a comprarnos el champú o el complejo vitamínico de turno para frenar lo que pensamos que acabará en tragedia capilar. Pero, ¿hasta qué punto funcionan?

Una de las posibles soluciones para frenar la caída del cabello es aprender algunas estrategias antiestrés que os contamos a continuación:

Organización. Aprender las claves de una buena organización reducirá tu estrés y a la vez aumentará considerablemente tu tiempo de disfrute. Llevar una agenda organizada en el trabajo, para las tareas domésticas y también para todas esas obligaciones diarias hará que puedas aprovechar el día al máximo.

Teléfono móvil. Las nuevas tecnologías están aquí para ayudarnos, pero si no las utilizamos bien pueden llegar a producir mucho estrés. Por eso limita el tiempo que pasas en las redes sociales y olvídate del teléfono móvil aunque sea por la noche.

Meditación. Todavía es una gran desconocida, pero la meditación puede ayudarte mucho a reducir el estrés que genera el día a día. Dedica unos minutos diarios a la meditación y sentirás como si el día diera más de sí.

Gestión del tiempo. No te da tiempo a todo, vas con prisa y acabas haciendo mil cosas a la vez; todas mal hechas. Cada obligación tiene un horario y si cumples ese horario te habrás convertido en una experto/a de la gestión del tiempo.

Respiración. Respira hondo antes de continuar. Si ves que el estrés te está comiendo, lo mejor es pararse, practicar unos ejercicios de respiración y aliviar la tensión. Así podrás seguir haciendo todo lo que tienes que hacer con más energía.

Yoga. El yoga es una de las técnicas más efectivas contra el estrés. Tal vez te parezca una pérdida de tiempo, pero la verdad es que funciona.

Aromas. Uno de los remedios naturales más eficaces para combatir el estrés es la aromaterapia. Llena tu casa de los aromas más relajantes para ir eliminando los nervios sin que te des ni cuenta.

Vida tranquila. Prueba a hacer las cosas más pausadamente, sin prisas ni agobios, baja el ritmo y disfruta de cada momento.

Productos anticaída

El término de “champú anticaída” no deja de ser un reclamo comercial. No tienen ningún efecto demostrado sobre la pérdida de cabello. Si lo que tenemos es un problema de alopecia androgénica (calvicie común), a continuación te ofrecemos algunos tratamientos para frenar la pérdida  del cabello:

  • Minoxidil 5% (loción). Es uno de los medicamentos que mejor funciona en el tratamiento contra la alopecia. Siendo un vasodilatador, tiene una excelente respuesta en este tipo de patologías. La acción del Minoxidil contra la caída del cabello, se descubrió porque algunos pacientes presentaban como efecto secundario crecimiento de vello en el cuerpo y cuero cabelludo.

A raíz de ésto comenzaron a hacerse estudios con tópicos y lociones aplicándolas directamente sobre las zonas afectadas y los resultados fueron muy buenos.
En el año 1980 comenzó su producción y en el mismo año fue accesible para el público en general. La loción se comercializaba en una concentración al 2% bajo el nombre de “Rogaine”.

  • Finasterida (tratamiento oral): Es el primer fármaco por vía oral que ha demostrado clínicamente detener la caída del cabello y promover el crecimiento en zonas donde existiera pelusa o “vello de durazno”.

En sus orígenes, se utilizaba en comprimidos de 5 miligramos para tratar pacientes con hiperplasia prostática benigna. Más allá de los buenos resultados, los pacientes presentaban un efecto colateral: detención de la caída y crecimiento de nuevo cabello.

  • Ketoconazol champú 2%: Aunque se comercializa en diferentes presentaciones, como crema y loción, la más indicada y recomendada para el tratamiento contra la calvicie, es en champú (líquido o gel).

El champú con ketoconazol al 2% ha demostrado ser eficaz en la prevención de la caída del cabello, sobre todo impidiendo la unión de DHT, causa principal de la calvicie, con los folículos capilares.

 

¿Qué estrategias antiestrés utilizas tu para combatir la caída del cabello?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =