Elimina la papada de forma natural

papadaLa papada es algo que todas tememos que llegue a nuestras vidas, y aquí te presentamos las principales causas por las cuales aparece:

La causa más común de la papada, suele ser el sobrepeso o el exceso de grasa corporal. Si llevas una dieta en la que predominan las grasas y además tu estilo de vida es sedentario, este puede ser el motivo de tu papada.

Otra de las causas, es debido al paso del tiempo, ya que nuestro cuerpo sufre cambios y uno de ellos es la pérdida de tonacidad, ya que no producimos tanto colágeno y nuestra piel se vuelve más flácida.

Sabiendo esto, te damos algunos consejos para reducir tu papada, e incluso elimina

1.Buena hidratación. Todas sabemos que beber agua es saludable, pero pocas sabemos uno de sus grandes efectos: mantiene la piel sana y libre de arrugas. Recuerda beber al menos 2 litros de agua al día.

2. Evitar exceso de sol. A todas nos han dicho nuestros padres alguna vez: “no tomes el sol que te arrugas”, “el sol es malo para la piel”, “en unos años te arrepentirás de tanto sol”. El cuello es muy sensible a los rayos solares y éstos favorecen al envejecimiento prematuro, así que te aconsejamos que el verano que viene evites tomar el sol en las horas de más intensidad, uses protección solar, y si puedes, tápatelo con un pañuelo.

3. Realiza ejercicios faciales. Éstos te ayudarán a tonificar y reafirmar la piel de la papada. Si consigues realizar alguno de éstos ejercicios, tu barbilla tendrá un aspecto más delgado:

  • Con tu cabeza inclinada hacia atrás, saca el labio inferior hacia fuera todo lo que puedas.
  • Con la cabeza inclinada hacia atrás, presiona la lengua contra el paladar.
  • Cierra los labios durante 5 segundos, y a continuación, abre la boca en forma de “O”.
  • Abre la boca y pronuncia todas las vocales

Elige cualquiera de estos consejos, incluso todos, y realízalos durante 15 segundos con una repetición de 5 veces aproximadamente.

4. El ejercicio tu gran aliado. A veces la papada se debe al sobrepeso, así que empieza por subir las escaleras e ir andando a hacer la compra. Evita las subidas y bajadas de peso y prepárate una dieta equilibrada.

5. Sigue una dieta adecuada. Para evitar la flacidez, una dieta rica en antioxidantes en la que predominen las vitaminas A, C y E es la adecuada. Come frutas y verduras, y dale más prioridad al pescado que a la carne. Dale importancia a alimentos ricos en fibra, como el arroz la pasta y las legumbres. Además, puedes añadir zumos naturales de manzana, zanahoria, naranja, fresa, mango o piña, con los que además, te mantendrás hidratada. Olvídate de las dietas milagro y come bien, ya que éstas pueden producir un efecto rebote y el hambre que has pasado en un mes no te sirve para nada. Lleva una dieta a largo plazo con la que puedas convivir, y no una dieta rápida a base de pasar hambre que en cualquier momento te puede fallar.

6. La postura importa. Mantener una buena postura mientras comes, trabajas o estas frente al ordenador es muy importante. Mantente con la nuca recta y la cabeza en posición neutral.

7. Di sí a los chicles. Masticar chicle es un buen ejercicio, ya que a parte de ayudar a eliminar la papada, reafirma los músculos del cuello y de la cara.

8. El alcohol y fumar se ha acabado. Ambos dañan la piel y además favorece a la acumulación de grasa.

9. Mímate. Hazte mascarillas para reafirmar tu piel, aquí te dejamos las más utilizadas y naturales:

  • Mascarilla de aguacate y uvas: mezcla unas pocas uvas y aguacate en una batidora.
  • Mascarilla de huevo y miel: mezcla en un recipiente una cucharada de miel con una clara de huevo hasta que consigas que quede cremosa.
  • Mascarilla de manzana y melón: mezcla en la batidora un trozo de melón y de manzana de tamaños parecidos.
  • Mascarilla de avena y yogurt: mezcla en un recipiente 2 cucharadas de avenas y añade el yogur, remuévelo hasta que se quede cremosa.

Todas estas deben dejarse aplicadas entre 20 y 30 minutos. Una vez pasado este tiempo, quítatela con agua fría y a continuación, échate tu crema hidratante habitual. Si te aplicas una cada día, irás notando como tu piel y papada están más firmes.

10. La exfoliación. Ayuda a nutrir en profundidad la piel, a renovar células muertas y a dar firmeza. Puedes hacerla con productos que siempre tienes en casa, como sal o azúcar. Simplemente tienes que mojarte la cara y frotar uno de estos dos productos con una duración de 1 a 2 minutos. Una vez hecho esto, aclara, seca e hidrata.

Y por último… ¡No olvides seguir estos consejos para eliminar la papada y lucirás más guapa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 1 =