El buen descanso nos hace felices

Diversos estudios afirman que hay una relación directa que establece que nuestro nivel de felicidad será mayor cuando mejor aprovechemos nuestras horas de descanso. Esta eficacia del sueño mejorará nuestro entorno social, fisiológico y psicológico.

A todos nos pasa que, cuando no disfrutamos de un buen descanso, tenemos un día a medio gas. O así al menos lo sentimos algunos en muchas ocasiones.

Esto tiene una explicación, y es que, la felicidad es una emoción/sentimiento que está estrechamente ligada con el buen sueño. Es decir, las horas que dormimos y cómo son de efectivas.

Dormir bien es un proceso que en muchas ocasiones resulta complicado. Se trata de optimizar las horas de sueño haciéndolas eficientes. Los expertos recomiendan unas 7 horas de sueño diarias, para que sean efectivas.

Podemos ayudarlas acostándonos en una situación relajada. También conociendo las posturas en las que mejor descansamos. Desconectando de todo aparato tecnológico y dedicando nuestras horas de sueño solo a descansar.

¿Qué produce esta optimización del sueño?

Esta relación se establece por dos motivos principales, el sueño mejora el estado de salud física y también por la consecución de el equilibrio emocional.

Inmediatamente sentiremos que nuestra eficacia en las tareas de la vida diaria serán efectivas y resultarán menos complejas. Seremos capaces de ser más creativos y afrontar los problemas de mejor manera y en menos tiempo.

Sentirnos resolutivos nos hará más felices.

Dormir bien regula la ansiedad y nuestra alimentación seguirá un curso correcto. Es habitual que las personas que no tienen un curso de sueño tiendan a tener un desorden alimenticio provocado por esto. Eliminar la ansiedad, controlará las hormonas del apetito y esto nos hará felices.

Hay estudios, en concreto uno de los años 80, que demuestran que el sueño es una de las acciones aconsejadas para mejorar el estado de ánimo de las personas que padecen depresión.

Vemos como está directamente conectado el sentimiento de felicidad con el proceso del buen descanso. Ya que se ven afectados elementos tanto a niveles fisiológicos como de sentimiento y capacidad.

Así de importante es, que el 17 de marzo se celebra el día del sueño. Y por ejemplo, el año pasado en México para la campaña que se desarrolló para la celebración, se utilizó el siguiente eslogan: duerme bien, vive bien y se feliz.

Por lo tanto, debemos tener en cuenta 3 consejos que nos ayudarán a conciliar el sueño. Para hacer uso o no de ellos y así conseguir el nivel óptimo de alegría:

-Las cenas ligeras.

-La desconexión total de aparatos tecnológicos por un tiempo antes de acostarnos.

-La ropa de noche cómoda o los elementos de la cama.

Estos 3 consejos te ayudarán a que el descanso sea coser y cantar, aunque esta expresión resulte contradictoria con nuestro objetivo final de alcanzar el buen descanso 😛

Puedes potenciar la mejora del sueño con: 

Dormimoon-Melotonina-30-cápsulas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve + Ocho =