Conoce los antibióticos, qué son y cómo se usan

antibióticosLos antibióticos son medicinas que se utilizan para tratar infecciones producidas por las bacterias. No todas las infecciones son causadas por bacterias, muchas de ellas son causadas por virus y, en este caso, los antibióticos no son efectivos, como en la gripe y los refriados.

Es importante conocer al detalle cómo debe usarse un antibiótico debido a que existen muchos tipos y cada uno se vende bajo varias marcas o nombres comerciales y funciona de manera diferente contra infecciones específicas.

Grupo de antibióticos más comunes:

  • PENICILINAS
  • AMPICILINAS
  • TETRACICLINAS
  • SULFONAMIDAS
  • COTRIMOXAZOL
  • ESTREPTOMICINA
  • CLORANFENICOL
  • ERITROMICINA
  • CEFALOSPORINAS

La prescripción de antibióticos es responsabilidad del médico y ha de ser éste quien los recete. No administre nunca ningún antibiótico por su cuenta ni aconseje a otra persona su administración. Los antibióticos han de tomarse siguiendo todas las instrucciones en cuanto a las dosis y la duración del tratamiento, respetando las horas entre las dosis. Por eso, se debe establecer un horario adecuado para que sea más fácil cumplir el tratamiento. Así, si se prescribe una dosis cada 8 horas, se puede comenzar a las 8 de la mañana, tomar la siguiente dosis a las 4 de la tarde y, la última, a las 12 de la noche. Si se trata de una única dosis diaria, se debe tomar siempre a la misma hora.

El uso indiscriminado de antibióticos, la automedicación y el incumplimiento de los tratamientos en cuanto a su duración y a las dosis prescritas por el médico, pueden suponer  la aparición de resistencias bacterianas con el paso del tiempo y por tanto una disminución progresiva de su efectividad.

Los antibióticos, como todos los medicamentos, no están exentos de efectos secundarios, contraindicaciones, incompatibilidades con otros medicamentos y reacciones alérgicas.

Nunca debe usar un antibiótico sin saber a qué grupo pertenece, qué enfermedades combate y las precauciones que debe tomar para usarlo sin peligro.

Guía para el uso de todos los antibióticos, previa consulta con su farmacéutic@:

  • Si no sabe exactamente cómo usar un antibiótico y para qué infecciones sirve, no lo utilice.
  • Sólo use el antibiótico indicado para la infección que tenga.
  • Infórmese de los riesgos de usar el antibiótico y tome las medidas necesarias.
  • Use el antibiótico en la dosis o cantidad recomendada.
  • La dosis depende de la enfermedad y de la edad o el peso del enfermo.
  • Siga usando el antibiótico hasta que la enfermedad se termine por completo, o por lo menos durante 2 días después.
  • Si el antibiótico causa ronchas, comezón, dificultad para respirar o cualquier reacción grave, deje de usarlo y consulte con su farmacéutico.
  • Utilice antibióticos cuando sea necesario. No abuse, empiezan a perder su efecto curativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − 3 =