Cómo aliviar los síntomas del resfriado

resfriadoNariz que gotea, fiebre, tos… Los resfriados suelen ser bastante incómodos. Es la enfermedad más común y hay que armarse de paciencia y esperar que pase de la mejor manera posible.

A continuación te damos unos consejos para aliviar los síntomas del resfriado.

-Hay que evitar a toda costa los cambios bruscos de temperatura como por ejemplo estar en un ambiente caluroso y salir al frio o viceversa. Está claro que cuando se está resfriado se siente más frío de lo común por lo que hay que abrigarse, sobre todo los pies la espalda y el cuello. Así que a estar en reposo en cama y durmiendo al menos 7 horas diarias, especialmente si se presenta fiebre. De esta forma, permitiremos a nuestro organismo recuperar fuerzas.

-Los líquidos son fundamentales. Hay que ingerir muchos líquidos ya que mantienen la hidratación y estimulan las secreciones de las mucosas. Es recomendable especialmente que sean bebidas calientes como caldos, infusiones, sopas.

-Consumir vitamina C durante el resfriado ayuda a disminuir la duración de éste ya que las células que ayudan a defendernos contra las infecciones necesitan esta vitamina para funcionar mejor. De esta manera si las células cuentan con los nutrientes necesarios podrán deshacerse de la infección más rápido.

-Hay que tener una dieta equilibrada, comer frutas y verduras y practicar deporte con regularidad. Así aumentaras la resistencia al contagio y en el caso de que lo estés se disminuye el riego de que se te complique.

-Practicar inhalaciones aromáticas (mentol y eucalipto) ya que alivia síntomas, aumenta la secreción de la mucosa y facilita el paso del aire a través de los senos nasales.

-La miel es buena para la garganta y la tos, tradicionalmente la miel se emplea para el dolor de garganta y mezclada con leche o con limón, para la tos. También hacer gárgaras con agua salada tibia algunas veces al día ayuda a aliviar el dolor de garganta. Las pastillas para la garganta también ayudan a aliviar el dolor. Evita el tabaco y los ambientes con humo para que la garganta no se irrite más de la cuenta.

-Lavarse las manos con frecuencia. Debemos hacerlo habitualmente con agua y jabón durante al menos quince segundos y prestando especial atención a la zona entre los dedos y debajo de la uñas.

El resfriado puede dar lugar a una infección bacteriana. En los más jóvenes, la complicación más frecuente es la otitis, pero un catarro puede transformarse en una bronquitis, faringitis o en una neumonía. Así que, mantente alerta e intenta aliviarlos con estos consejos.

Te recomendamos leer también nuestro post cómo evitar gripes y resfriados que seguro te vendrán muy bien .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =