Chitosan, tu aliado para el mantenimiento de la línea

chitosanCualquier persona que alguna vez se haya atrevido a realizar una dieta con el propósito de adelgazar sabe perfectamente que no es una tarea sencilla. Vivimos en una sociedad de tentaciones y es una labor ardua ir a un restaurante a cenar y solo poder pedir una ensalada o una pechuga a la plancha. Para esas ocasiones en las que nuestra fuerza de voluntad flojea tenemos  la ayuda de Chitosan.

El Chitosan o quitosano es una biomolécula que encontramos en crustáceos como cangrejos, langostas o gambas, por eso es importante mencionar que es incompatible con personas alérgicas o intolerantes al marisco en general. Por lo demás, el Chitosan es un producto plenamente natural que carece de efectos secundarios y que, por supuesto, no crea ninguna dependencia. Afirmamos con seguridad que el Chitosán no tiene ningún riesgo para la salud pues nuestro cuerpo no lo absorbe.

¿Cómo actúa realmente el Chitosan?

 El organismo humano es incapaz de ingerir esta fibra, sin embargo cuando llega al intestino delgado crea una especie de película que impide la absorción de parte de las grasas que contienen algunos alimentos, ahí radica su éxito. Estas grasas son eliminadas como deshechos y no dañan a nuestro cuerpo. Podríamos decir que en vez de que nuestro organismo absorba estas grasas es el Chitosan quien lo hace en su lugar. Los expertos afirman con rotundidad que este producto es capaz de capturar de cinco a diez veces su peso en grasa.  Además, al no percibir tu cuerpo  la ingesta de las dañinas grasas estimula, de alguna manera, la quema de las reservas de las mismas.

No podemos afirmar con rotundidad que comamos lo que comamos, el Chitosan eliminará completamente las grasas que nos hacen engordar. Pero sí que es un hecho que este producto ayuda considerablemente a todo aquel que lo ingiere a mantenerse y a borrar los daños proporcionados por los excesos.

Sería incorrecto clasificar al Chitosan como un producto adelgazante ya que sólo actúa sobre las grasas y no, por ejemplo, sobre los hidratos de carbono que también engordan.  Sin embargo, es un estupendo aliado para tratar aquellas ocasiones en las que nos propasamos comiendo. Si llevas una vida sana, saludable, practicas deporte con frecuencia, cuidas tu alimentación pero a veces te das un “caprichito”, Chitosan te ayudará a que esto no repercuta en aumento de peso. Es sin duda alguna, uno de los mejores recursos que puedes encontrar para mantener la línea.

Como sabemos, hay dos tipos de grasas presentes en los alimentos. Las grasas “buenas” (las no saturadas) no son un peligro para nuestra figura, es más, son positivas y poseen varios beneficios para nuestra salud. Sin embargo, las grasas saturadas son realmente perjudiciales para el ser humano. Desgraciadamente estas grasas se encuentran en muchos alimentos realmente apetecibles y tentadores para algunos. Ejemplo de ello son las carnes rojas o los embutidos, las salsas como la mayonesa, los quesos, los alimentos ricos en manteca como las galletas o los churros e incluso alimentos fritos como las empanadillas, las patatas fritas o los Nuggets. Sí antes de ingerir alguno de estos alimentos consumimos Chitosán se reducirán muy considerablemente las grasas saturadas, ayudando a mantener la línea.

Hay que añadir, que además de la propiedad más conocida y popular de este producto (la eliminación de las grasas saturadas) el efecto de absorción que tiene el Chitosan y que se da en nuestro intestino delgado cuando hacemos la digestión tiene como consecuencia otra serie de beneficios y ventajas. Muestra de ello es  la capacidad de reducir el colesterol dañino de la sangre, la eliminación de los hongos o la reducción de la presión arterial, por lo que se suele recomendar a personas que sufren de hipertensión. También, el Chitosan es capaz reducir la acidez gástrica y de proteger la mucosa y la flora intestinal.  También combate otras enfermedades como la osteoporosis (falta de calcio en los huesos), hipotiroidismo o diverticulosis. Además, es también un perfecto aliado contra el estreñimiento ya que favorece la evacuación. Y si ya no podíamos pensar que el Chitosan tiene más beneficios añadimos uno a la lista: posee un efecto de estar saciado que nos limita a la hora de comer.

En Farmacias 1000 os recomendamos que probéis este increíble producto. Dos capsulas al día, eso sí, acompañadas de bastante agua tibia ayudaran a mantener un cuerpo sano y sin grasas. No hay que olvidar que el Chitosan no es un medicamento, sino un suplemento alimenticio de carácter totalmente natural. Atrévete a cuidar tu figura con Chitosan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + Ocho =