BENEFICIOS DEL SOL SOBRE NUESTRA SALUD

El Sol, es el astro rey, la estrella que ilumina nuestros días, nos da calor, y en definitiva, permite nuestra vida sobre el planeta, pues como todos bien sabemos, sin él, sería imposible vivir.

solsalud

A lo largo de la historia, este astro ha estado muy relacionado siempre con dos aspectos fundamentales de nuestra vida: la salud, y la belleza.

Como ya sabes, tras exponerte al sol (sobre todo durante los meses de verano o próximos a él)  un tiempo relativamente prolongado, tu piel adquiere una tonalidad muy oscura, lo que hoy en día llamamos tonalidad “morena o bronceada”. Este acontecimiento, ha sido considerado de diversa manera, según la época de la historia.

Hace varios siglos, estar moreno estaba mal visto, ya que las personas morenas, eran las que se dedicaban a las labores de cosecha y trabajo en el campo, y por tanto, representaba la clase campesina, de bajo estatus social. Para evitar este color, las grandes doncellas de la corte y las mujeres de nobles familias huían del sol, para poder conservar su tez más blanca y pálida.

Hace unas cuantas décadas, sin embargo, la tendencia giró 180 grados, de tal modo que hoy en día el estar moreno representa el máximo de belleza.  La gente por tanto, comenzó a tomar el sol de forma descontrolada, quemándose una y otra vez en la playa y distintos lugares para conseguir este tono sobre su piel. Como consecuencia a dicha práctica, en los últimos años se han registrado una gran cantidad de casos de cánceres de piel, así como diversas patologías relacionadas y trastornos en la piel de la cara y cuerpo.

Tras esto, saltó la alarma entre el colectivo de médicos y farmacéuticos y poco después, sobre la población en general. Parte de la sociedad ahora mantiene la falsa creencia de que el Sol es altamente perjudicial y peligroso para la salud. Pero esto no es así.  Los beneficios del Sol son numerosos para ella, si bien la clave está en la dosis justa.

En cuanto a dosis justa queremos decir, un tiempo de exposición de 10 a 15 minutos diarios, o al menos durante  4 ó 5 días semanales,  bien sea caminando por la calle o paseo, bien sea asomándote a tu balcón, jardín o terraza, o bien sea en algún lugar abierto donde sentir los rayos de esta estrella. Los beneficios del Sol se pueden alcanzar muy fácilmente desde multitud de lugares. Además, de la forma más cómoda, sencilla y totalmente económica.

Si lo haces en la playa, entendemos que el tiempo de exposición sea mayor, por lo que entonces hacemos especial hincapié en que previamente te apliques protector solar, y evites las horas centrales del día, donde los rayos del Sol son  más intensos, y por tanto,  perjudiciales. Los beneficios del Sol se obtienen de igual modo aunque sientas que el Sol incide con menor fuerza, basta simplemente con recibir sus rayos.

Si tienes en cuenta estos consejos, los beneficios del Sol repercutirán en tu organismo, aportando al mismo múltiples ventajas. ¿Quieres conocer las más importantes? Aquí te las contamos:

–          Vitamina D. Sin duda se trata de uno de los beneficios del sol más importantes. Gracias a éste, asimilamos tal vitamina, la cual es fundamental y máxima encargada de sintetizar el Calcio en nuestro organismo. Gracias a él, nuestros huesos crecen fuertes y sin riesgo de sufrir patologías como la osteosporosis o el raquitismo.

–          La piel. A nivel dermatológico, el Sol es un buen agente para curar o mejorar afecciones como el acné, o pieles con tendencia grasa. En el caso de la psoriasis, por ejemplo, los rayos solares hacen que los síntomas aparecidos se vayan reduciendo, y en el caso de presentar heridas o cortes leves, se ha comprobado que los beneficios del Sol ayudan en gran medida, contribuyendo así  a su cicatrización.

–          Sistema inmunitario. Entre los beneficios de Sol, encontramos el de fortalecer nuestro organismo, de manera que los individuos que reciben sus rayos,  están más fuertes y sanos. Esto se debe  a que  la radiación contribuye a la fabricación, por parte de nuestro cuerpo, de un mayor número de células destinadas a nuestra defensa: linfocitos y neutrófilos, que reducen la posibilidad de caigamos enfermos.

–          Colesterol.  Los rayos del Sol aceleran el metabolismo de esta molécula, logrando a disminuir los niveles de este.

–          Circulación. Cuando recibimos el calor directo del Sol, la sangre de nuestras venas se fluidifica, por lo que la circulación por ellas mejora. De esta manera, además la tensión sanguínea baja, por lo que las personas hipertensas se ven también favorecidas por los beneficios del sol.

–          Prevención de Cánceres. Se ha demostrado que los rayos de Sol ayudan a prevenir, en ciertas ocasiones, que se desarrollen algunos cánceres, tales como el de mama o el de colon.

–          Hormonas. La incidencia directa de los rayos de Sol sobre nosotros hace aumentar la síntesis de determinadas hormonas en nuestro organismo. De esta manera, crece la cantidad de testosterona en sangre, así como se regula la melatonina. Como consecuencia al aumento de la primera, se obtiene una mejora de la vida sexual de la persona, ya que produce un aumento en su libido; en el caso de la segunda, permite permanecer más tiempo dinámico y despierto, ya que regula y disminuye la sensación de sueño. Es muy normal que por esto último, los días muy soleados y con más luz, no tengas ganas de quedarte en casa ni de acostarte hasta que no sea más tarde.

–          Sistema emocional.  Los beneficios del sol también se hacen evidentes sobre el estado de ánimo de las personas. El Sol es el mejor amigo de las personas alegres y felices, ya que produce en ella mayores cantidades de la hormona serotonina, que aporta sensación de calma y bienestar.  Esto se ha demostrado observando que en los países nórdicos (donde apenas hay sol durante 6 meses, y donde los meses que  sí lo hay, se pone a horas muy tempranas) sus habitantes viven más tristes y  desmotivados. Por tanto, conduce a un mayor índice de casos y bajas por depresión.  Sin embargo, cuanto más próximos al trópico y al ecuador, donde el Sol incide con mayor potencia, las personas se caracterizan por un estado de ánimo alegre y risueño durante casi todo el tiempo. Las personas son más abiertas, positivas y optimistas, teniendo mayor ilusión por las cosas. Por tanto, se puede decir que el Sol influye y mejora las relaciones sociales y a nivel de cada individuo.  También aporta a las personas la sensación de tener más energía, por lo que se ha comprobado que las personas que se encuentran viviendo en lugares soleados, tienden a practicar deportes exteriores con más frecuencia.

–          Estética. A nivel estético, y acorde a la tendencia actual, los beneficios del sol sobre nuestro cuerpo son importantes. Un cuerpo bronceado se presenta como más bello, ya que los músculos se perciben como más definidos, y los colores utilizados al vestir, resaltan más la belleza propia de cada persona.

 

Todos estos beneficios del sol, han sido incluidos recientemente en un tipo de terapia muy característico, llamada helioterapia, y consistente en tomar pequeños y repetidos baños de sol. Estas terapias sobre todo se aplican a personas con trastornos depresivos, con enfermedades respiratorias, y hasta incluso con problemas derivados de la falta de apetito, pues se ha demostrado que otro de los beneficios del sol es que hace relajar el sistema digestivo, aumentando así la sensación de ingerir alimentos.

Los beneficios del sol, son iguales para todo tipo de personas, sea cual sea su edad o sexo; pero ya sabes, siempre sin abusar de él, para así evitar obtener efectos contrarios.

Todavía nos encontramos en una de las estaciones más soleadas del año, así pues, ¡qué mejor momento para  aprovecharte de los beneficios del sol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 10 =